Los niños son más propensos a tener caries debido a la forma natural de sus dientes en desarrollo. Cuando 


alrededor de los 6 años aparecen los primeros molares, se forman hendiduras profundas denominadas surcos y 


fisuras sobre las superficies de masticación. Los surcos y fisuras son tan angostas que las cerdas de los cepillos 


de dientes no pueden penetrar, lo cual hace que se haga difícil limpiarlas; no obstante, estas hendiduras 


proporcionan suficiente espacio para el crecimiento de bacterias.


Los hábitos de alimentación de los niños también conducen a la formación de caries. A los 6 años, los niños 


normalmente cepillan sus propios dientes y puede que no estén  haciéndolo bien. Rara vez se cepillan  con la 


frecuencia necesaria.


Los selladores previenen la caries


Los selladores dentales pueden evitar que sus niños tengan caries. Los selladores se colocan sobre las superficies de 


masticación de los molares para que actúen como una barrera entre el diente y las perjudiciales bacterias. Son más eficaces 


cuando se aplican sobre las superficies de mordida susceptibles a la formación de caries tan pronto como aparece el diente. 


He aquí como funcionan los selladores. El material sellador se aplica sobre la superficie del diente mediante un fluído “de 


grabado”, el sellador penetra parcialmente en el esmalte dental y se adhiere firmemente al diente. Una vez aplicado, el 


sellador rellena las hendiduras del diente, se endurece y crea una barrera plástica fina que impide el ingreso de las bacterias 


causantes de caries a las fosas y fisuras, quedando como el plastificado que se usa en los pisos de madera.


. La aplicación es rápida e indolora 


Su hijo estará contento de saber que, con los selladores, no hay molestias. Su dentista puede colocarle los selladores, 


operación que lleva menos tiempo que empastar un diente.


¿Porqué se deben sellar los dientes?


 Porque protege los dientes.


 Porque se previene la aparición de caries dental.


 Porque si hay caries, no hay dolor dental.


 Porque son fáciles de colocar.


 Porque son más económicos.


 Porque no hay que anestesiar para su aplicación.


Los niños y los adolescentes son candidatos ideales para este tratamiento, aunque los adultos mayores también 


pueden beneficiarse con un sellador dental.  Conservar una boca sana y bonita durante toda la vida es un 


consejo de su dentista de confianza.

Publicado: 8 de Septiembre de 2015